martes, 23 de julio de 2013

ESTRUCTURA ARTIFICIAL SUMERGIDA EN EL MAR DE GALILEA


Hallan una Misteriosa Estructura artificial Sumergida en el Mar de Galilea

Sigue creciendo la expectación en torno al descubrimiento de una llamativa estructura artificial pétrea, de forma cónica, sumergida a gran profundidad en el Mar de Galilea.






En las costas del Mar de Galilea, un gran lago de agua dulce situado al norte de Israel, se hallan diversos yacimientos arqueológicos de gran importancia. Uno de ellos ha llamado la atención del Departamento de Geofísica y Ciencias Planetarias de la Universidad de Tel Aviv, una enigmática estructura submarina cónica, aparentecemtne artificial, sumergida a gran profundidad. Las inspecciones denotan que esta singular estructura es el producto de habilidades sofisticadas de construcción.


El equipo de Shmulik Marco, Zvi Ben-Avraham, Moshe Reshef y Gideon Tibor, de la citada universidad, se topó con la estructura, de aproximadamente 70 metros (230 pies) de diámetro, 12 metros (39 pies) de altura, y un peso aproximado de 60.000 toneladas, mientras llevaba a cabo una inspección geofísica en el sector sur del Mar de Galilea


Los resultados iniciales de la investigación indican que la estructura fue construida en tierra firme hace aproximadamente 6.000 años, y que luego se sumergió bajo el agua. El profesor Marco destaca el hecho singular de que las piedras que conforman la estructura fueron muy probablemente traídas desde más de un kilómetro y medio de distancia, y ensambladas de acuerdo a un plan de construcción específico.


Yitzhak Paz, de la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Universidad Ben-Gurion del mismo país, manifiesta que el emplazamiento dominado por la estructura recuerda a los antiguos terrenos para enterramiento de difuntos en Europa, y que la estructura parece haber sido construida a principios de la Edad del Bronce. Él cree que puede haber una conexión histórica con la cercana ciudad antigua de Beit Yerah, la más grande y más fortificada de la zona.


El hallazgo de la estructura fue del todo inesperado. Mientras utilizaban un sistema basado en sónar para inspeccionar el fondo del lago, los investigadores detectaron una pila de piedras enorme en medio de la cuenca que por lo demás es muy llana.


Intrigado por la extraña señal en el sónar, el profesor Marco se sumergió y buceó hasta el punto misterioso para ver mejor qué había allí. Poder contemplar el sitio más de cerca reveló que la pila no era una acumulación casual de piedras sino una estructura construida a propósito, compuesta de piedras volcánicas de basalto de un metro de largo cada una. Debido a que la fuente más cercana de ese tipo de piedras está a más de kilómetro y medio de distancia, Marco cree que fueron traídas hasta el sitio específicamente para construir esta estructura.


Con el fin de poder hacer una estimación de la edad de la estructura, los investigadores se centraron en la acumulación de arena alrededor de la base. Debido a la acumulación natural de la arena a lo largo de los años, la base está ahora de 1,80 a 3 metros por debajo del fondo del Mar de Galilea. Teniendo en cuenta la altura de la capa de arena y la velocidad con que se acumula la misma, los investigadores dedujeron que el monumento tiene varios miles de años de antigüedad.


Los investigadores planean organizar un equipo especializado de excavación submarina para averiguar más cosas acerca de los orígenes de esta enigmática estructura. Lo que se descubra también puede ser de interés para los geólogos, teniendo en cuenta que la base de la estructura, que en su día estuvo en tierra firme, está por debajo de cualquier nivel del agua conocido en la historia del Mar de Galilea. Pero esto no significa necesariamente que el nivel del agua del Mar de Galilea haya estado subiendo de manera constante. Debido a que el Mar de Galilea es una región tectónicamente activa, tanto el fondo del lago como la estructura pudieron experimentar en el pasado algún desplazamiento o desplazamientos, ocasionales pero significativos.








Un grupo de científicos realizó un desconcertante descubrimiento en las profundidades del Mar de Galilea en Israel: se trataría de una extraña construcción de piedra sumergida en el agua de la cual se desconoce tanto su propósito como su época de edificación.


De acuerdo a las investigaciones, publicadas en la revista ‘Journal of Nautical Archaeology’, la misteriosa construcción tendría una forma cuneiforme y una altura de 10 metros por 70 metros de diámetro. Así mismo, su composición sería de piedra de basalto sin labrar de hasta un metro.


La estructura, que se calcula pesaría unas 60.000 toneladas, es actualmente estudiada por un equipo de buzos que determinaron que se trataría de una estructura de piedras yuxtapuestas entre sí que guardarían ciertas similitudes con construcciones utilizadas en la zona del Magreb que eran erigidas para demarcar las necrópolis.


Al respecto, los científicos presentes en el lugar aseguraron que se trataría de una construcción perteneciente a una “compleja y bien organizada sociedad con habilidades en la planificación económica”.


Así mismo, aseguran que, probablemente, se trató de una estructura construida en tierra hace más de 4.000 años de antigüedad, , que con el paso del tiempo quedó cubierta por el Mar de Galilea debido al aumento del nivel del agua.


Fuente: Sabiens