sábado, 24 de octubre de 2015

SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE







5 causas del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE que tu doctor no está tomando en cuenta.

El síndrome de intestino irritable (IBS) afecta al 15 por ciento de la población de los países del primer mundo, y es la segunda causa principal del absentismo laboral (únicamente detrás del resfriando común).


Sin embargo los tratamientos convencionales son ineficaces porque solamente se dirigen a los síntomas. Descubre la verdadera causa del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE para que puedas sentirte mejor y permanecer bien sin medicinas innecesarias.


El síndrome de intestino irritable es el trastorno gastrointestinal funcional más común en todo el mundo, con un índice de predominio que oscila del 9 al 23 por ciento dependiendo de la ubicación. El SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE afecta aproximadamente al 15 por ciento de la población de los países llamados “civilizados” y es la segunda causa principal del absentismo (únicamente detrás del común resfriado). Representa el 12 por ciento de las visitas a médicos generales y un estimado de $21 mil millones al año en gastos médicos directos y gastos indirectos asociados a la disminución de la productividad y a absentismo.


Los síntomas del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE incluyen gases, hinchazón, estreñimiento, diarrea, estreñimiento y diarrea continua, y dolor abdominal. Pueden ser desde una molestia mediana a una molestia completamente debilitante.


¿Pero qué es el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? En términos médicos, es un “diagnóstico de exclusión.” Esto quiere decir que se toma como diagnostico cuando se eliminan otras condiciones de la enfermedad. Si acudes al doctor padeciendo de gases, hinchazón, y dolor, es probable que te mande a hacer una serie de exámenes médicos para determinar si tienes una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), reflujo gastroesofágico (GERD), diverticulitis, u otros problemas que afecten a la estructura de los intestinos.


Si se descartan estas condiciones anatómicas-estructurales, el doctor evaluará tus síntomas basándose en los criterios de Roma, un sistema de normas que fueron desarrolladas por consenso para diagnosticar el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Éstas incluyen:


Dolor o malestar abdominal recurrente al menos tres días por mes durante los últimos tres meses, asociados a dos o más de los siguientes:
Mejora con la defecación.
Inicio de síntomas asociado con un cambio en la frecuencia de las disposiciones.
Inicio de síntomas que se relacionan con un cambio en la consistencia de las disposiciones.


Si cumples con estos criterios, se te diagnosticará con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Probablemente el médico recetará cualquiera de los siguientes medicamentos, según lo indicado por tus síntomas:
Medicamentos antidiarreicos. Éstos incluyen medicamentos de venta libre como aglutinantes de ácidos biliares. (¡Irónicamente, muchas de estas medicinas causan hinchazón como efecto secundario!)
Medicamentos anticolinérgicos o antiespasmódicos. Éstos se utilizan para disminuir los espasmos intestinales y dolor. (Desafortunadamente, empeoran el estreñimiento y pueden conducir a otros síntomas como la dificultad para orinar. Asimismo, aumentan el riesgo de Sobrecrecimiento bacteriano intestinal, la cual es una causa subyacente del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .
Con frecuencia los médicos recetarán SSRI (Inhibidores Selectivos de recaptación de la serotonina) a personas con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ya que ayudan a aliviar la depresión (asociada al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ) así como a inhibir la actividad de las neuronas que controlan a los intestinos.
Medicamentos específicos para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Unos se han diseñado para disminuir la motilidad intestinal y para reducir la diarrea, otros para aumentar la secreción fluidos en el intestino y acelerar motilidad. Estos medicamentos típicamente se utilizan como último recurso. Algunos únicamente pueden ser recetados por médicos afiliados a un programa especial ya que anteriormente fue retirado del mercado debido a los efectos secundarios y a potenciales riesgos para la salud.
¿Qué pasa con el tratamiento convencional para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ?

El problema fundamental con el método convencional para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE es que simplemente suprime los síntomas y no se enfoca en las causas subyacentes. Los medicamentos principalmente están enfocados en disminuir o en aumentar la motilidad intestinal (para disminuir la diarrea o el estreñimiento) y en aliviar el dolor.


¿Cansado de la luchar contra el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? Trata la causa subyacente y sana de adentro hacia afuera.


Aún si estos medicamentos son eficaces para esos propósitos (los cuales usualmente no lo son, de acuerdo con pacientes del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE), a menudo tienen efectos secundarios idénticos a los síntomas anteriormente padecidos por los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE – tales como gases e hinchazón. Y en algunos casos, estos medicamentos tienen complicaciones y riesgos más serios. En Estados Unidos, el Alosetron, un medicamento usado para tratar la diarrea severa, fue temporalmente retirado del mercado por GlaxoWellcome, después de que aparecieran efectos nocivos y peligrosos para la vida, incluyendo cinco muertes y cirugías intestinales adicionales.





Un mejor acercamiento al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE : ¡Trata la causa subyacente!


Debido al fracaso del acercamiento convencional para tratar con éxito el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , además de los efectos secundarios y los riesgos asociados al tratamiento farmacológico, los pacientes merecen otra alternativa.


Afortunadamente, el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE puede ser tratado con éxito -e incluso curarlo- haciendo uso de la medicina alternativa. En la medicina alternativa nos centramos en tratar la causa subyacente de los problemas de salud, en vez de suprimir los síntomas. Esto nos lleva a una mejora duradera y a una auténtica curación.


Pero, ¿cuáles son las causas subyacentes del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? La respuesta depende de cada paciente. El SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE no es sólo una enfermedad con una sola causa. Más bien, es un síndrome- un conjunto de señales y síntomas – que tiene múltiples causas posibles.


Dicho esto, tanto la investigación científica como mi experiencia sugieren, que en la mayoría de los casos, las siguientes cinco patologías son la causa subyacente del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .


Tradicionalmente, el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE se ha considerado un trastorno gastrointestinal “funcional”. Esto significa que es causado por la función anormal del tracto GI, más que por anomalías estructurales o bioquímicas. Como podrás ver más adelante, esto puede ser cierto para algunos casos, pero en otros es muy probable que esté presente una anomalía bioquímica (tal como el sobrecrecimiento bacteriano).


Es esencial entender esto, porque durante muchos años se les ha dicho a los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE que “todo está en su cabeza.” La conclusión era que el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE es un trastorno psicosomático causado por la ansiedad, la depresión, o por algún problema psicológico desconocido. (Aunque sea verdad que si podría ser la causa real de fondo de los cambios bioquímicos).


Mientras que el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE, puede significar una disfunción en el eje del intestino-cerebro, hoy en día sabemos que es causado, principalmente, por los cambios bioquímicos e incluso por los cambios estructurales en el tracto GI. Este importante descubrimiento ha eliminado el estigma doloroso (e injustificable) de los diagnósticos del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE y ofrece esperanza a cientos de millones de las víctimas de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE en todo el mundo.
#1: Sobre-crecimiento bacteriano del intestino delgado (SBI)


SIB es una problema caracterizado por el anormal crecimiento de bacterias/hongos en el intestino delgado. Un estudio dice que hasta el 84 por ciento de pacientes de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE tiene Sobre-crecimiento bacteriano del intestino delgado y que los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE tienen 26 veces más probabilidades de tener SIBO que la persona control.


Los resultados de los estudios posteriores que examinaban la relación entre SIBO y SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE se mezclaron. Esto es en parte, porque actualmente no hay consistencia considerada como aceptada, el método estándar de prueba de oro para SIBO, y las diversas técnicas de estudio a estudio.








2: Disfunción de la microbiota intestinal ( alias “dysbiosis “)


La micro-flora intestinal del ser humano es una comunidad compleja de más de 100 trillones de microorganismos que influyen en la fisiología, el metabolismo, la nutrición, y la función inmune. La disfunción de la micro-flora intestinal se ha ligado a problemas gastrointestinales tales como el trastorno del intestino irritable así como a una amplia gama de problemas inflamatorios extra-intestinales como la diabetes y la obesidad.


Algunos estudios han mostrado que hasta 83 por ciento de los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE tiene biomarcadores fecales anormales, y el 73 por ciento tiene disbiosis intestinal (es decir, un microbioma intestinal alterado).


Diversos estudios también han encontrado que tanto los prebióticos y probióticos, que regulan la micro-flora intestinal intestinal, pueden ser eficaces para tratar el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Además, de una dieta alcalina baja en glúcidos y harinas blancas, que alimentan a las bacterias intestinales, lo cual ha mostrado beneficiar a pacientes de IBS.
#3: Síndrome de permeabilidad Intestinal


Uno de las principales funciones del aparato gastrointestinal es servir como un sistema de permeabilidad que impida que los agentes patógenos, las partículas de alimentos no digeridas, y otras sustancias indeseables entren al torrente sanguíneo.
El SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ha sido asociado en diversos estudios al Síndrome de permeabilidad Intestinal.


, el cual puede ser regulado por una citoquina llamada interleucina-22 (IL-22) que es conocida por desempeñar un papel en la regulación de la permeabilidad intestinal. Observa que ésto no un cambio estructural del intestino, el cual sugiere que el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE no es siempre un trastorno funcional.






4: Infecciones intestinales.


El intestino humano es naturalmente resistente a la infección por bacterias patógenas, gracias al ácido producido en el estómago que está diseñado para matar a potenciales patógenos. Sin embargo, muchos aspectos del estilo de vida de la dieta moderna – como estrés crónico, una dieta deficiente, y el uso de medicamentos antiácidos- han puesto en peligro a ese sistema de defensa.


Diversas infecciones intestinales se han relacionado al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Por ejemplo, la intoxicación alimentaria causada por la bacteria Campylobacter conduce a un crónico y persistente SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , en al menos 10 por ciento de los casos. Los parásitos intestinales como el Blastocystis hominis, Dientamoebafragilis y Giardia lamblia que pueden ser causas comunes del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE – pero a menudo no diagnosticadas-, incluso en este mundo desarrollado.
#5: Sensibilidad al gluten No-celiaca y otras intolerancias alimentarias


La sensibilidad al gluten No-celiaca (SGNC) es una reacción al gluten que no es autoinmune (enfermedad celiaca) o alérgica (alergia al trigo). Pese a las afirmaciones de lo contrario por los medios de comunicación, Sensibilidad al gluten No-celiaca es un problema legítimo y potencialmente peligroso. De hecho, esta enfermedad puede implicar un mayor problema para la salud pública que la propia enfermedad celiaca.


Generalmente, los pacientes de SGNC presentan con síntomas tales como gases, hinchazón, dolor abdominal, y cambios en frecuencia y consistencia indistinguibles del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Asimismo, a menudo se presentan con síntomas extra-intestinales como la “disfunción cognitiva” y fatiga, los cuales son comunes entre los pacientes de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .


Las intolerancias a otros alimentos como los productos lácteos, huevos, cacahuetes, y mariscos también son comunes entre los pacientes de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Estas pueden ser verdaderas alergias alimentarias o intolerancias más suaves.


Una extensa y reciente revisión de 73 estudios individuales concluyó que la alergia alimentaria y la intolerancia- incluyendo las reacciones al trigo y al gluten- deben de ser consideradas como patología subyacente potencial para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .


En mi propia experiencia clínica, he encontrado que tanto el gluten/la sensibilidad al trigo y otras intolerancias alimentarias, son factores extremadamente comunes que contribuyen al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Es importante mencionar que, en muchos casos, las propias intolerancias alimentarias son causadas por otras patologías de las que ya hemos hablado en este artículo. En otras palabras, tanto el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE como las intolerancias alimentarias son síntomas de problemas más profundos como SIBO e infecciones intestinales.


Resumen y recomendaciones.


Como he mostrado en este artículo, el acercamiento convencional al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , es en el mejor de los casos, ineficaz y en peor de los casos, potencialmente peligroso. La simple supresión de los síntomas del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE con medicamentos, sin atender a las causas subyacentes, condena al paciente a una vida llena de fármacos, sufrimiento, y frustración innecesaria.


La buena noticia es que ahora ya tenemos una mejor idea de qué causa el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Cuando esas causas son atendidas, podemos esperar resultados excelentes. En mi experiencia, he visto a gente con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE crónico con 20 años de padecimientos y diagnosticados como “incurables” recuperars totalmente, después de que tratamos sus problemas intestinales subyacentes y adecuando su dieta.


Si has sido diagnosticado con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , te recomiendo buscar y consultar un profesional de la medicina holística para poder identificar y tratar los factores causales en tu caso particular. No tienes por qué aceptar un diagnóstico de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE o pasar toda tu vida luchando contra esta enfermedad.


Ahora me gustaría saber más de ti. ¿Has sido diagnosticado con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? ¿Si es así, qué recomendó tu doctor? ¿Qué tan efectivos han sido los tratamientos? ¿Has analizado alguna de las causas potenciales que he mencionado en este artículo? ¿Qué has aprendido? Por favor comparte tu experiencia en la sección de comentarios.


Un cordial saludo,


Gabriel Gaviña