viernes, 3 de febrero de 2012

CINE " CAMARON LA PELICULA "




En efecto al principio de la película vemos al municipio natal de Camarón, San Fernando (La Isla), pequeño protagonista sintiéndose culpable de no haber podido abrir una ventana, acción con la que él creía que podría haber salvado la vida de su padre. Una asociación visual convierte a ese pequeño que mira incrédulo el ataúd de su progenitor en un niño-adulto que sigue observando, que se abre paso instalándose en Madrid, trabajando como palmero y que empezaría a alcanzar popularidad en sucesivas giras a la vez que su inadaptación al mundo de los payos le arrastraría hacia una progresiva drogadicción que superó al aislarse en casa de un psiquiatra.

A pesar de vivir un pequeño momento de felicidad -incluyendo un concierto en Londres junto a Paco de Lucía-, este cantante volvió a sufrir un calvario a diagnósticarsele un cáncer de pulmón sin remedio. Jaime Chávarri visualiza el inicio de la enfermedad en una secuencia en la que Camarón se desprende repetidas veces una cadena de su muñeca mientras se ducha como consecuencia de su adelgazamiento. En vez de mostrar el final de sus días, Chavarri resuelve la papeleta cortando su película al término del viaje a Nueva York donde se somete a unas últimas pruebas acompañado por su mujer (Dolores Montoya, "La Chispa") y su mejor amigo, Luquitas (Jacobo Dicenta), cuyas lágrimas en el aeropuerto de Barajas anuncian el término de una época, la pérdida de la inocencia, así como la conclusión de un filme acusado por la crítica de haber querido blanquear la memoria del cantautor, suavizando su recuerdo.